PARA UN SER MORTAL

HE ESCRITO EL 31 DE MAYO DE 1982

PARA UN SER MORTAL, NO HAY COSA MÁS GRANDE, MÁS SUBLIME Y MÁS BELLA QUE NO SEA LA DE INTERPRETAR EL PENSAMIENTO DIVINO, DE SENTIRSE ASÍ COMO EL HOMBRE-DIOS ES, DE AMAR COMO ÉL AMA, DE JUZGAR COMO ÉL JUZGA, DE GUIAR COMO ÉL GUÍA, DE SER JUSTO COMO ÉL ES.
INTERPRETANDO EL PENSAMIENTO DIVINO, HE DESCUBIERTO EL MISTERIO DE LOS MISTERIOS QUE CONCEDE EL TRIUNFO SOBRE LA MUERTE Y LA GLORIA EN LA VIDA.
TODO ES MAGNIFICENCIA SI SE LOGRA PENSAR COMO EL DIVINO PIENSA. LAS COSAS MÁS PEQUEÑAS SE VUELVEN GRANDES Y LAS GRANDES EN PEQUEÑAS, LO FINITO INFINITO, LO MORTAL INMORTAL, LO BREVE PERENNNE Y LO PERENNNE BREVE.
¡TODO CAMBIA! EL MAL SE VUELVE BIEN, LA OSCURIDAD LUZ, EL LLANTO SONRISA, LA MUERTE VIDA.
INTERPRETANDO EL PENSAMIENTO DIVINO TE SUMERGES EN LA PROFUNDIDAD DE LO DESCONOCIDO, DE LO IGNOTO Y DE LO INEXISTENTE.
¡ENTONCES ESTÁS EN EL TODO!
¡ENTONCES ERES EL TODO!

E.S.