LA MADRE NATURALEZA Y LOS SIGNOS CELESTES

18 Sep, 2016

DEL CIELO A LA TIERRA

Ayer a la tarde, sábado 17 de setiembre, hemos hecho la reuniòn semanal con algunos de los chicos operativos del arca de Milán, entre estos estaban presentes Elisabetta Tritto, Michele Pellegrini, Simona Sibilla, Sante Pagano, Alessandra Diotti e Luca Grossi. Es Luca mismo que ve en el suelo de la terraza algo extraño. Lo toma en mano y viene de inmediato hacia mi y me dice:
“¡Antonio! ¡Es un limón de tu planta que ha tomado la forma de la Virgen y que parece que está mirando a unos niños!”
En cuanto lo tomo en mis manos noto de inmediato con sorpresa la fantástica forma estilizada que se asemeja increiblemente a la de la Virgen que con la cabeza inclinada observa unas pequeñas protuberancias ubicadas en la base que se parecen, por su forma bien delineada, a pequeños niños a Sus Pies.
Para nosotros que amamos la Verdad estamos delante de otro Signo importantísimo que el Cielo nos regala en un período de fuertes cambios sin precedentes para la historia de la humanidad.
De inmediato resuenan las palabras de Giorgio Bongiovanni en nuestra mente, quien en sus últimas reuniones espirituales nos subraya la importancia de los parvulitos de Dios que nos han sido confiados y de que ellos es el Reino de Dios.
Tenemos una gran repsonsabilidad frente a ellos y el deber de preservarlos de todas las cosas feas que esta sociedad enferma les ofrece, con el objetivo de que estas criaturas inocentes, los adultos del mañana, puedan entrar en la gran familia Cósmica y viajar en el espacio infinito con nuestros queridos y amados Hermanos del Espacio.
Antonio Urzi
18 de Septiembre 2016