EN UN LEJANO TIEMPO BÍBLICO

1 May, 2005

HE ESCRITO EL 1 DE MAYO 2005 A LAS 03:30 HORAS:

EN UN LEJANO TIEMPO BÍBLICO, UN GRUPO DE HOMBRES GRACIAS A SU FE FIRME, HICIERON TEMBLAR, GRITANDO HASTA DESGAÑITARSE, LOS MUROS DE UNA CIUDAD SIN MOVER UN SOLO DEDO.
AQUELLA CIUDAD SE LLAMABA JÉRICO.
CON LA FUERZA DE LA VOZ Y DE LA FE VENCIERON UNA BATALLA CONTRA EL MAL.
HOY, HERMANOS Y HERMANAS, NOS TOCA A NOSOTROS.
DEBEMOS GRITAR, AUNQUE SEA EN EL DESIERTO.
DEBEMOS GRITAR Y HACER QUE SE DERRIBE ESTE MALDITO EDIFICIO DE DEMONIOS DESTRUCTORES, DE BELICISTAS, DE VENDEDORES DE ARMAS Y DE MUERTE, DE CRIMINALES MAFIOSOS, QUE ATENTAN DÍA TRAS DÍA CONTRA LA VIDA DEL PLANETA, MATANDO A VÍCTIMAS INOCENTES, A MILLONES, CON LA GUERRA, EL HAMBRE, Y TODO AQUELLO QUE INFECTA LA VIDA EN ESTA BELLÍSIMA MADRE TIERRA.
SI NO LO HACEMOS, NUESTRA CARNE Y LA CARNE DE NUESTRA CARNE, NO GOZARÁ MÁS DE LAS BELLEZAS INEFABLES DE ESTE MUNDO CREADO POR DIOS.
SI PERMANECEMOS MIRANDO ESTÁTICOS, INAMOVIBLES Y PASIVOS, EL CIELO SE OSCURECERÁ DELANTE DE NUESTROS OJOS Y SOLO LAS TINIEBLAS SERÁN NUESTRAS COMPAÑERAS DE TRIBULACIONES Y DE MUERTE.
LO SÉ, TODO ESTO QUE OS DIGO OS DA TRISTEZA EN EL CORAZÓN Y EN EL ALMA.
PENSAD CUAN TRISTE ESTÁ MI CORAZÓN Y EL ALMA Y CUANTO SANGRA MI ESPÍRITU Y MI CUERPO.
TENGO EL DIVINO Y HUMANO DEBER DE HABLAROS ASI COMO OS HABLO, PARA QUE NO PENSÉIS QUE EL AMOR DE CRISTO OS HA ABANDONADO O HA PERMANECIDO MUDO FRENTE A LA ANSIEDAD DE NUESTROS ESPÍRITUS EXTENUADOS Y APESADUMBRADOS POR ESTE TRÁGICO Y TORMENTOSO TIEMPO VUELTO ASI POR LOS ASESINOS DE LA VIDA, POR LOS IMPÍOS Y POR LOS PERVERSOS ESPÍRITUS INFERNALES.
AYUDÉMONOS QUE DIOS NOS AYUDARÁ.
ATRAIGAMOS SOBRE NOSOTROS EL AMOR Y EL ODIO SERÁ CIERTAMENTE VENCIDO.
ATRAIGAMOS SOBRE NOSOTROS LA LUZ DE LA JUSTICIA Y LA INJUSTICIA PERECERÁ.
NO ES IMPOSIBLE DESEAR, ANHELAR ESTAS VIRTUDES QUE SALVAN EL ESPÍRITU.
NO ES IMPOSIBLE SI SOLO LO QUEREMOS CON TODO EL CORAZÓN Y CON TODA EL ALMA.
QUE CRISTO NOS DÉ SIEMPRE LA FUERZA DE LUCHAR Y VENCER EN SU NOMBRE Y EN EL NOMBRE DEL PADRE SUYO Y NUESTRO: EL ALTÍSIMO SEÑOR ADONAI.
AMÉN.

VUESTRO CON EL CORAJE DE LUCHAR,
VUESTRO, SIEMPRE VUESTRO, HERMANO Y SIERVO ETERNAMENTE

                                                                    GIORGIO BONGIOVANNI
                                                                         NIBIRU ARAT RA

Montevideo, 1 de mayo 2005
Hora 04.00