CRISIS ECONOMICA. QUE PAGUE EL VATICANO

DEL CIELO A LA TIERRA

EN EL MOMENTO DE UNA ESPANTOSA Y DRAMATICA CRISIS ECONOMICA ACTUALMENTE EN CURSO –INCLUSO Y QUIZAS SOBRETODO EN ITALIA – COMPARTO EL ANALISIS DE MARIO STADERINI PUBLICADO HOY EN EL DIARIO IL FATTO QUOTIDIANO Y QUE QUISIERA PONER A VUESTRA CONSIDERACIÓN.
ME PERMITO INTERVENIR DADO QUE SOY PROFUNDAMENTE CREYENTE EN CRISTO Y ESPIRITUALMENTE PRACTICANTE.
SI EL VATICANO – ES DECIR LOS MAXIMOS REPRESENTANTES DE LA RELIGION CATOLICA, INCLUSIVE EL PAPA – NO DARA EN ESTE MOMENTO UNA SEÑAL DE SOLIDARIDAD, DE AMOR, DE FRATERNIDAD A LOS NECESITADOS TENDREMOS LA PRUEBA MAS EVIDENTE DE QUE EL VATICANO MISMO (NO LA IGLESIA CATOLICA PORQUE ELLA ES EL CUERPO DE CRISTO Y NOSOTROS SOMOS LOS FIELES) ES PARTE DE LOS TENTACULOS DEL ANTICRISTO, AQUEL QUE DESTRUYE NO SOLO LAS ALMAS, SINO TAMBIEN LOS CUERPOS DE LA GENTE.
LA MANIOBRA ANTICRISIS EMITIDA POR EL GOBIERNO BERLUSCONI PREVE QUE LOS QUE SE SACRIFIQUEN TENGAN QUE SER, UNA VEZ MAS, SOBRETODO LOS CIUDADANOS COMUNES, LAS FRANJAS MAS POBRES DE LA POBLACION. MIENTRAS QUE NADIE SE ATREVE A TOCAR LOS INTERESES DE ESE MONSTRUO COLOSAL QUE SE LLAMA VATICANO, QUE ACUMULA BENEFICIOS SOBRE EL TERRITORIO ITALIANO SIN PAGAR NINGUN IMPUESTO.
SI ES VERDAD, Y ES VERDAD, QUE ELIMINANDO EL 8 POR MIL Y ALGUNAS EXENCIONES FISCALES A LA IGLESIA CATOLICA EL ESTADO ITALIANO COBRARIA 3 MIL MILLONES DE EURO MAS AL AÑO ES VERDAD TAMBIEN QUE LOS POBRES PODRIAN RESPIRAR. POR ESTA RAZON ESPERO QUE SE UNAN A MI OTRAS VOCES, EN UNA PROTESTA QUE APUNTE A CONVENCER AL GOBIERNO A QUE IMPONGA AL ESTADO VATICANO DE HACER SIMPLEMENTE SU DEBER.
ESPIRITUALMENTE HABLANDO ESTOY CADA VEZ MAS CONVENCIDO DE QUE SE LE ADAPTE PERFECTAMENTE A ESTA IGLESIA EL PASAJE DE LOS EVANGELIOS DE JUAN, DE MARCOS, DE LUCAS Y DE MATEO: “MI CASA ES CASA DE ORACION, PERO VOSOTROS LA HABEIS HECHO CUEVA DE LADRONES”.
¿QUE PIENSA DE ELLO SU SANTIDAD BENEDICTO XVI?
LEED, MEDITAD Y DEDUCID.

EN FE
G. B.

Notas:

* En Italia es posible destinar el 8 por mil del impuesto a la renta (no es un impuesto adicional) a la Iglesia católica.