CHERNOBYL, ¿EL ÚLTIMO DESASTRE DE LA SERIE?

HABLEMOS DE ELLO UN POCO.
¡DEL FUTURO, DIOS NO LO QUIERA, NO SE HABLARÁ!
LA CONJURA DEL SILENCIO SERÁ FÉRREA, CON EL FIN DE EVITAR COLAPSOS COMERCIALES Y OTRAS COSAS.
YA, POR LO QUE SE VE, LAS RADIACIONES RADIACTIVAS FORMAN PARTE INTEGRANTE DE LOS “MORITURI” DE ESTA MALVADA GENERACIÓN CONDENADA, TAL VEZ, A DESAPARECER DE LA FAZ DE ESTA TIERRA.
ENTRE EXPLOSIONES SUBTERRÁNEAS E INCIDENTES EN CADENA, EL “TAL VEZ” SE VUELVE SUPERFLUO, SENCILLAMENTE RIDÍCULO.
VEREMOS LO QUE PASARÁ.
LOS AMANTES DE LA VIDA.

EUGENIO SIRAGUSA

Nicolosi, 16 de Mayo de 1986